Sábado, 23 Septiembre 2017
Facebook
Twitter
YouTube
PASTORAL JUVENIL VOCACIONAL Imprimir E-mail

"Id y haced discípulos a todas las naciones" (Mt 28, 19).

 

 

EL EQUIPO BASE PARA LA PASTORAL JUVENIL:

Mayra Arteaga 19 años

Wilder Alfonso Jiménez 19 años

Mayra Capera  20 años

Erika Daniela Montoya Castellanos

María Fernanda Gutiérrez 17años

Jorge Poveda 26 años

 


No importa que cambios ocurran en los jóvenes a través del tiempo, lo realmente importante es su esencia, creatividad, pensamiento y cómo influye esto en su expresión corporal; cuál es su visión del mundo y como utilizar todas esas cualidades para evangelizar y sembrar semillas.

Las pastorales juveniles deben adquirir un proceso correcto de EVANGELIZACIÓN con el objetivo de que el joven comprenda e interiorice la enseñanza de aquel que vino a dar la vida por nosotros renovándose en la Eucaristía.

En las pastorales juveniles existen varios esquemas que deben de estar acordes al contexto y al entorno en el cual se esté trabajando.

 


Monseñor José Miguel Gómez escucha a los jóvenes para saber qué perciben, de la pastoral juvenil hoy en día.



 

 

INTERVENCIONES DE LOS JÓVENES

 


• Muchos jóvenes adquieren conocimiento por medio de la evangelización, esto les permite llegar a diversos lugares para transmitir el mensaje de Dios para todos aquellos que estén alejados de Él. (Wilder)

•Las pastorales juveniles deben vivir experiencias que nutran y edifiquen, como los son el trabajo con discapacitados y niños de escasos recursos. (Jorge).

•Entre los jóvenes existen dos tipos de pensamientos: aquellos que tienen la convicción del porque pertenecer a una pastoral juvenil y otros que no tienen la firmeza para iniciar este proceso en el cual las enseñanzas adquiridas se ponen en práctica y se convierten en objetivos. (Mayra).

 

 

Monseñor cuestiona: ¿Cómo hacemos para lo que les voy a plantear a continuación se pueda ofrecer a este grupo y a toda la Diócesis?

 

 

Diseñar un equipo ASESOR, que tenga las cualidades necesarias para orientar y coordinar con amor, ideales y convicciones para toda la Diócesis. Contando con adultos, religiosas, sacerdotes y parejas.

Desde hace unos años adquiere conciencia de que sus bautizados renueven su cristianismo y se remitan a un proceso evangelizador, una identidad adecuada. Estos procesos son complejos so pesar no significan que no sean realizables. ¿Por qué los feligreses no hacen presencia en los grupos católicos? Y explica ampliamente los pasos del proceso evangelizador:

 


Son solo tres pasos:

 


El proceso evangelizador de la iglesia, cada uno con índole propia, metas y contenido específico.


 

PRIMER PASO:

TODO COMIENZA POR UNA ACCIÓN MISIONERA (Alguien me llamó, me contó y me dieron ganas de seguirlo). Alguien tiene que contarnos, y contarnos en el contexto que entendemos por fe, ¿Qué es lo que hemos vivido, que se siente ahí? Haciendo referencia a una  frase del Papa Pio XII (1950), cuando existía la Acción Católica (Juventud Católica) había dicho: Los jóvenes son los apóstoles de los jóvenes, los obreros son los apóstoles de los obreros. ¿Quién sabe hablar mejor con el vocabulario de otros jóvenes?

Uno tiene que ser alcanzado por alguien que conozca a Jesús y que lo conozca a uno.

Primero hay que hablarle a Dios de los hombres, y luego a los hombres de Dios.

La Acción Misionera tiene una finalidad: META; suscitar la fe y la conversión inicial, Fe y conversión van de la mano, acepto a Dios, tengo que comenzar a convertirme en la fe inicial; no quiere decir que por esto me sé todas las oraciones, el credo especialmente. Y la conversión no quiere decir que soy un santo y cumplo todos los mandamientos, quiere decir que Jesús pasó por este camino, y me voy detrás de Él.

Quiero conocer más, quiero responderle a Él, la vida es mejor cuando se vive con Él. El punto más importante de todo el proceso evangelizador es las ganas de estar con Dios, ganas de amar a Dios, de compartir a Dios. So pesar a esto no se debe ser indiferente a una realidad de prioridad en la existencia humana que si no se entiende se convierte en un dolor y luego en un sufrimiento y la base de esto es el amor y este se puede encontrar en la eucaristía y en la comunidad.

MÉTODO: El método es el KERIGMA, que literalmente es ANUNCIO, es una cosa de las complejidades, Kerygma indica que lo que anunciamos lo hacemos en Dios, con la fuerza de Dios, con el entusiasmo de Dios, con la convicción que sólo Dios puede darnos, vale la pena seguir a Jesús, conocer a Dios, estar en la Iglesia Católica. Disfrutar de pertenecer a la IGLESIA. Si uno presenta solo la no lo presenta completo. Es un anuncio alegre, jubiloso, en la guerra y en el amor todo se vale, en el kerigma también, se puede hacer con propaganda, presentando los lados más bellos, tarjetas, estampas, música. Cuidando que la gente no se nos quede en el concierto. Entusiasmar a otros con Jesús, con su Iglesia, su obra de salvación, con los sacramentos, con María.

Cuando se ha cumplido el objetivo, de tener un amigo, una amiga, que tienen fe inicial, viene el segundo paso:

 

 

SEGUNDO PASO:  (A LOS QUE CONQUISTO, LOS FORMO) ACCIÓN CATEQUÉTICO-INICIATORIA


 

INICIACIÓN DE ESTOS SUJETOS EN LA VIDA CRISTIANA: (Iniciación Cristiana): conocemos drogadictos, drogodependientes, uno no aprende a tomar, fumar y a meter vicio si no lo inician, alguien le tiene que dar la primera prueba, eso es lo que hay que hacer con los cristianos: La talla de madera (ebanistería) no necesita iniciación, secretos del formón, etc. Que es la Iniciación: Es el proceso por el cual uno recibe como un ensamblaje definitivo hasta que puede caminar solo, el día que entran las tuercas y tornillos al taller el carro no anda, pero el día en que se ponen las tuercas en los tornillos juntas el carro anda, el ensamblaje completo que le permite caminar como cristiano, es el proceso donde se necesita un padrino o madrina, alguien que tenga ganas de las cosas para que uno tenga ganas de las cosas. Si uno está iniciando a otro debe exigirle y ayudarle.

Cuál es el déficit, no hay cristianos iniciados. La cadena de producción está parada porque no hay quien la eche a andar, personas que dan la vida por CRISTO.

En que lo inician a uno: En lo que hay que creer, en los contenidos de la fe.

Tengo que saber del Padre, del Hijo, del Espíritu Santo, de la Virgen María, de la manera como entró Nuestro Señor Jesucristo al mundo.

Quién es Dios, como es Dios, que es la Iglesia (EN LA FE),

Enseñarles a CELEBRAR LA FE. Es distinto ir a misa cuando uno sabe, que cuando uno no sabe.

Enseñarles la VIDA EN CRISTO, o la VIDA NUEVA: un cristiano no vive como viven los demás. La Vida en Cristo o vida nueva son relaciones de caridad, perdón, misericordia, alegría que tenemos de creer en el Señor, es testimonio.

El aborto, el matrimonio homosexual, no nos podemos dejar arrastrar por el mundo, las modas, estas ONG’S, etc.

Iniciados en la ORACIÓN: La Oración Cristiana: entender y conocer el Padre Nuestro, las demás oraciones del Cristiano, saber orar con la Biblia. Que podamos levantarnos y hacer nuestra Oración con la Biblia y responderle a Dios.

Uno tiene que ser Iniciado en la VIDA COMUNITARIA: Formas de vida nueva que trajo Nuestro Señor Jesucristo, vivimos compartiendo lo que tenemos, las cosas materiales, también las espirituales.

Uno tiene que ser iniciado en la MISIÓN: uno queda iniciado cuando se da cuenta que los pobres no muerden, ni son malos, más bien poderles ayudar.

Quiero hacer aquí una ampliación: cuando a uno lo inician en el apostolado de la Iglesia, uno debería descubrir en su corazón ¿Para que lo hizo Dios a uno?.. nos cantar, otros leer, otros pintar una casa, otro visitando los niños, otros, en otras cosas.. eso se llaman los carismas, son los verdaderos carismas, a cada uno de nosotros Dios nos ha dado unas disposiciones del alma. Si me gusta el trabajo social debo tener un carisma para eso, ejemplo leer comprometidamente, los carismas cuando los administra el párroco se vuelven ministerios, es decir, Servicios Permanentes, ejemplo. Teatro para evangelizar, eso arrebata a los jóvenes si las obras están bien montadas, etc. Ministerio de música, de caridad, beneficencia o trabajo social, que hayan jóvenes que se sientan a pensar, para generar recursos y poder ejercer estas labores, jóvenes que les gusten la liturgia, viviendo en pequeñas comunidades juveniles.

Tenemos un lugar donde nos encontramos, contamos nuestras experiencias, compartirnos.

Estas seis dimensiones, no son de dos meses, son un proceso.

Antiguamente existía el CATECUMENADO, duraban entre dos y tres años, hoy en día no puede durar menos, es interesante arriesgarse, si lo que uno va conociendo para la vida vale la pena, es importante. Si hay jóvenes que salgan a misión, la estructura es una estructura de formación integral para vivir el cristianismo.

LA META ES INICIAR A LOS JOVENES.

 

JÓVENES PORTANDO TODOS LA PALABRA DE DIOS, UNIDOS A LA CAMPAÑA CADA CATÓLICO CON SU BIBLIA.

 

 

TERCER PASO: ACCIÓN PASTORAL


Objetivo: PASTOREAR EL REBAÑO DE CRISTO en el nombre de Cristo, ejerciendo los ministerios que el Señor mismo nos encomienda por medio de nuestro Párroco.

En la Iglesia católica es importante lo anterior, el Párroco me da mi encargo, yo obedezco al Párroco, la fuerza de esta obediencia es la fuerza del Espíritu Santo que acompañó a Jesús obediente al Padre Celestial.

El Objetivo de este nivel es: Organizar la Parroquia en comunidades y sectores por una parte (destinatarios) y Ministerios por la otra parte.

Debe haber una comunidad juvenil en cada sector. Organizar torneos, cine, trabajar desde estos detalles, etc. Que esa comunidad sea misionera, que esté conquistando esos jóvenes. Esos jóvenes van a crecer, van pasando a las comunidades de adultos que cada parroquia tiene.

El reto ahora es la Acción Misionera: convertirnos en Iglesia Misionera. Nos falta estar convencidos para llamar.

CATEQUESIS DE CONFIRMACIÓN: En la parroquia deberían de hacerse estos cambios, unos jóvenes alegres, de 12 a 15 jóvenes. La parroquia se va a enriquecer. (VER CATECISMO DE BUCARAMANGA CON 72 TEMAS).

Si con seriedad podemos comenzar a pensar rápidamente en un proceso de Kerigma, porque la acción misionera (echar la red, tener la red tendida: carteleras, avisos, juegos, concursos, cartas, todo lo que sirva). Un kerigma que dure 6 o 7 semanas que ponga a los muchachos en contacto con Dios, que sienta que Dios lo ama, que lo quiere conocer más.  Continúa el segundo paso (iniciación cristiana que puede llamarse en camino con Jesús), siempre debe haber encuentro fraternal con los que vinieron, crecimiento, tareas, actividades.

 

Realizar programas:

•Actividades, fechas, responsables.

•No pierdan el tiempo de como capacitarse más.

•Su capacitación puede ser dentro de la acción.

•Es hora de creer que Dios quiere ya, que ama esta Iglesia Particular.



UNA PASTORAL AL SERVICIO DE LAS INSTITUCIONES EDUCATIVAS

 

Ha sido una maravillosa experiencia que hemos tomado desde la Sagrada Escritura: «Creí y por eso hablé» 2 Cor 4, 13. Ha sido el lema de la visita a las Instituciones Educativas con el apoyo de la pastoral juvenil. En este encuentro se buscó, a través de la visita a los colegios y la convocatoria hecha por el párroco en las eucarísticas, invitar nuevos jóvenes para este camino de encuentro con Jesús. En el desarrollo de las actividades se insistió a los jóvenes a encender la llama de su fe y a reflexionar en las palabras del papa Francisco: "no dejen que otros sean los protagonistas de los cambios, ustedes son el futuro. No sean cobardes".

Con la asistencia a los colegios se realizó la fogata ixtus entre los jóvenes, la pastoral juvenil de la Diócesis realizó sus grandes aportes con el lema: “Comparte el Fuego de tu Fe”.

El propósito de este evento fue motivar a los jóvenes a encender en sus corazones la llama de su Fe y de igual forma compartirla con los demás, porque solo una llama enciende otra llama. Al iniciar se dio una charla sobre “los jóvenes y la Fe”, luego se  encendió la fogata y se hizo un círculo alrededor de ella, donde los seminaristas, y agentes de la Pastoral Juvenil dieron una explicación del lema “Comparte el Fuego de tu Fe", después el Pbro. Dairo Alberto, dirigió la oración acompañada de música la cual hizo que este espacio fuera apropiado para un encuentro personal con Cristo vivo y Joven, al finalizar tuvimos avivamiento y  alabanza y se compartió  chocolate y  Pan. Gracias a las Instituciones Educativas, las Parroquias, y a los jóvenes por abrirle el corazón a Jesucristo.

"Los Jóvenes Celebraremos nuestra Fe". Este evento contó con la Participación de jóvenes venidos de distintas instituciones que asistieron a la convocatoria.

 

Esta jornada abarcó también a los jóvenes universitarios, con la celebración de una convivencia, y de la Eucaristía en la Universidad Minuto de Dios, con sede en Lérida.

Se hicieron participes junto a los docentes, los directivos, que buscaban que los jóvenes dieran respuestas acertadas a la propuesta-llamada de Dios, a incentivar la fe y a reanimarla cuando se perdían las fuerzas.

 

 

CONVIVENCIAS CON JÓVENES DE INSTITUCIONES EDUCATIVAS:

 

La situación de los jóvenes hoy:

Vivimos en una sociedad cada vez más compleja, y tendemos a devenir también personas frágiles con una identidad débil, una moral frágil lo mismo que la vida cristiana y humana tienden también a ser frágiles. Corremos también el riesgo de caer en la rutina de la crisis de desmotivación, de abandono, el riesgo de remitir a mañana nuestra situación vocacional. De remitir en causa nuestra llamada. Existe hoy una falta de interioridad, de testimonio de vida espiritual y familiar, y los más afectados son los jóvenes.

Fueron temas que tratamos de profundizar con los jóvenes de las Instituciones Educativas en las convivencias.

Hoy se observa en los jóvenes la falta de seriedad en la fidelidad a sus compromisos o una excesiva entrega, se pasa de un movimiento a otro o de una secta a otra. Los fines de semana, la influencia de los medios de comunicación, el mundo virtual, la discontinuidad en la frecuencia de los sacramentos, la pertenencia es relativa, el egoísmo sobre sí es enorme, la búsqueda del placer, el libertinaje, las malas compañías o las buenas, lejos del mundo adulto. Algunos areópagos que muestran la creatividad de los jóvenes.

Se busca llenar este vacío a veces de una u otra manera. El Problema para gestionar su tiempo personal. La dificultad de proyectarse en el futuro, la relación es precaria entre el estudio y el trabajo, entre el éxito y el reconocimiento social, la inestabilidad, la incertidumbre. Se llega a sucumbir fácilmente. Todo eso termina por crear un vacío y hace débil nuestra vida cristiana, que se ha de fortalecer con los encuentros, las temáticas, las convivencias, los espacios de reflexión y meditación.

Hemos tratado de suscitar espacios donde el Joven se encuentre con la sed de Dios, la búsqueda de la verdad, el deseo de poner a prueba sus cualidades, la capacidad de conversión, la petición de la fe , la búsqueda del sentido sagrado, del sentido de la vida, participación activa en los movimientos.

Ser joven hoy no es fácil pero es evidente encontrarse frente a ejes que afectan y determinan la existencia. Se observa la sed de felicidad siempre presente en los corazones.

 

 

RETIROS ESPIRITUALES PARA JÓVENES


Dentro del programa de la Pastoral Juvenil, hemos diseñado y ofrecido a las Instituciones Educativas un retiro espiritual, encuentro con Dios, consigo mismo, y con los otros.

Santa Teresita del Niño Jesús nos enseña:

"La puerta para entrar en este castillo es la oración y consideración, no digo más mental que vocal, que como sea oración ha de ser con consideración" (Moradas I, 1,6).

Segunda morada:

"... tiene en tanto este Señor nuestro que le queramos y procuremos su compañía, que una vez u otra no nos deja de llamar para que nos acerquemos a Él"

Es la llamada que hace a la juventud de abrir el corazón de par en par a su amor.

 

 

“TODA LA RIQUEZA DE LA JUVENTUD, TODO ESE POTENCIAL QUE POSEE Y ANHELA ENTREGA A LA SOCIEDAD EN ACTITUDES DE COMPROMISO,

ENCUENTRAN EN JESÚS Y EN SU SEGUIMIENTO LA FORMA DE SU REALIZACIÓN.”

 

La opción fundamental de Jesús fue la VOLUNTAD DEL PADRE, EL REINO. El joven seguidor de Jesús hace suya esta opción. Para vivirla ha de seguir el proceso de Encarnación que él siguió como persona, conocerlo desde la aceptación de su estilo de vida como norma de vida. Comenzando por reconocer sus propias falencias, y determinando lo que le hace falta para alcanzarlo.

 

Jesús nos mostró cómo se comporta un hombre o una mujer que vive el Reino de Dios:

AMA, PERDONA, AYUDA, SIRVE, SE ENTREGA, ES MISERICORDIOSO, SOLIDARIO, JUSTO, FRATERNO, SINCERO, LIBRE, TRABAJA POR LA JUSTICIA, ORA, ES UN HOMBRE O UNA MUJER DE ESPERANZA.

 

La propuesta es la Civilización del Amor, propuesta por la Iglesia:

 

Cada vez se hace más evidente en el mundo actual, el conflicto entre los signos de muerte y los signos que procuran hacer presente una cultura de la vida.

En medio de esta situación, muchos jóvenes han perdido o tienen dificultades para encontrar sentido pleno de su existencia y esperan ansiosamente una “buena noticia” que les devuelva la alegría de vivir y les dé oportunidades para aportar sus energías y hacer realidad una NUEVA CIVILIZACIÓN.

Las diferentes propuestas de sistemas económicos y políticos, han demostrado su

incapacidad de generar hombres nuevos, por el contrario, nos están llevando a una esclavitud y frustración cada vez mayor, convirtiendo al hombre en esclavo y enemigo del mismo hombre.

Los obispos de Latinoamérica a partir de Puebla, han propuesto a los Jóvenes de América Latina un proyecto de vida que tiene implicaciones en lo personal, lo familiar, lo comunitario, lo social y lo eclesial: CONSTRUIR LA CIVILIZACIÓN DEL AMOR.(núm. 1188)


 

LA CIVILIZACIÓN DEL AMOR ES UNA REAFIRMACIÓN DE VALORES:

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

SÍ A LA VIDA

SÍ AL AMOR COMO VOCACIÓN HUMANA

SÍ A LA SOLIDARIDAD

SÍ A LA LIBERTAD

SÍ A LA VERDAD Y EL DIÁLOGO

SÍ A LA PARTICIPACIÓN

SÍ AL ESFUERZO PERMANENTE POR LA PAZ

SÍ AL RESPETO DE LAS CULTURAS

SÍ AL RESPETO DE LA NATURALEZA

SÍ A LA INTEGRACIÓN LATINOAMERICANA

 


LA CIVILIZACIÓN DEL AMOR ES UN RECHAZO A LOS ANTIVALORES:


NO AL INDIVIDUALISMO

NO AL CONSUMISMO

NO A LA ABSOLUTIZACIÓN DEL PLACER

NO A LA INTOLERANCIA

NO A LA INJUSTICIA

NO A LA DISCRIMINACIÓN Y MARGINACIÓN

NO A LA CORRUPCIÓN

NO A LA VIOLENCIA.

 

 

Es importante que los jóvenes tengan espacios de reflexión, meditación, y de encuentro con el Señor. Los jóvenes son protagonistas en la Iglesia.

Hace algún tiempo, en una reunión con jóvenes próximos a confirmarse, el animador de la conferencia preguntó a uno de los asistentes: “¿Eres cristiano?”; la respuesta del muchacho no se hizo esperar: “¡No sé!”. Se puede ver esta respuesta como una salida rápida, sin ninguna trascendencia y hasta graciosa. Pero no es así.

Es una triste realidad que se vive día a día: ¡muchos de los jóvenes no saben si son o no cristianos!

 

Quienes han compartido la labor de ser educadores saben que el muchacho de hoy anda en busca de una verdad profunda; anda detrás de esa forma de expresar la religiosidad natural que todo ser humano posee, y al no encontrar respuestas claras a sus inquietudes las busca en otras formas “más modernas” como son las expresiones de la “Nueva Era”, el “Neo Nazismo”, las diversas maneras de la “Subcultura de la Muerte”, las “Sectas Satánicas” y otras.

 

Este no es un problema que surgió de la noche a la mañana, ni que se plantea por primera vez. Es un asunto de muchos años atrás, estudiado ya en varias ocasiones y al cual se han dado algunas respuestas. Desde el año 1968 los obispos han advertido sobre la situación del joven latinoamericano, en Puebla han profundizado ese análisis, comprometiéndose a un acompañamiento del joven, y en Santo Domingo se ha actualizado este llamado.

 

 

Ya en el Documento de Medellín (1968) es reconocida la juventud latinoamericana como el “grupo más numeroso de la  sociedad” (DM 5,1),  con un deseo profundo de participación responsable dentro de la comunidad latinoamericana. No obstante, la crisis que ella vive se

debe más que nada a una necesidad de diálogo no satisfecha, la cual exige un esfuerzo de comprensión por parte de las distintas generaciones (DM 5,2).

 

Con respecto a la relación jóvenes-iglesia (DM 5,4-5), se observa la identificación exclusiva que hacen los jóvenes entre la iglesia comunidad y la jerarquía; sin embargo se resalta en este sector la posibilidad de crear una nueva Iglesia-comunidad. Buscan una imagen de Dios coherente con la vida humana y el evangelio.

 

 

“la Iglesia invita a los jóvenes a sumergirse en las claridades de la fe y de este modo introducir la fe en el mundo para vencer las formas espirituales de muerte, es decir las filosofías del egoísmo, del placer, de la desesperanza y de la nada, filosofías que implantan en la cultura formas viejas y caducas”.

 

Once años después de Medellín –en 1979- se vuelven a reunir los obispos latinoamericanos, esta ocasión en Puebla (Méjico). El documento presenta dos opciones preferenciales de la Iglesia Latinoamericana: los pobres y los jóvenes.

Por lo tanto, es en este documento donde se encuentra la mayor profundidad en cuanto al estudio pastoral de la juventud de nuestro continente.

 

La juventud es una etapa transitiva en la vida que corresponde a una actitud; es inconformista y cuestionadora, posee espíritu de riesgo, creatividad, esperanza en mejorar el mundo, espontaneidad, deseo de libertad; es signo de felicidad, sensible a los problemas sociales, busca autenticidad y sencillez. La juventud es dinamizadora de la sociedad, asumiendo ideologías muchas veces desconocidas por ella misma.

 

Los grandes peligros que acechan a los jóvenes se encuentran en la civilización del consumo, la denominada por el documento “pedagogía” del instinto, la droga, el sexualismo, la tentación del ateismo, manipulaciones políticas o en otros grupos cuyos líderes –en algunas ocasiones- no están lo suficientemente preparados, convirtiendo a sus participantes en seres alienados. La joven se encuentra desorientada debido a algunos aspectos negativos del feminismo y el machismo.

 

La evangelización de los jóvenes implica una presentación vivencial, realista y concreta de la segunda persona de la Trinidad, Cristo, como el único modelo y respuesta válida a los interrogantes más profundos del muchacho.

 

Es un proceso dinámico de evangelización, en el cual el joven se hace coprotagonista del mismo, ya que el protagonista es, y debe serlo siempre, el mismo Cristo. Este dinamismo consiste en que el joven al ser evangelizado adecuadamente debe tender a compartir su fe, no sólo en expresiones litúrgicas o catequéticas, sino en el día a día que le involucra en su vida.

 

La búsqueda de coherencia por parte de la juventud conlleva a una forma  palpable de expresión de la fe, la cual se da mediante la transformación personal y social, la liberación de las diversas cadenas que atan al joven. Por lo tanto, todo esfuerzo de Pastoral Juvenil basado en las líneas de Puebla tiene que llevar consigo un compromiso social.

 

Pero el esfuerzo se hace en vano si se cree que un grupo de jóvenes aislado transformará toda una realidad, corriendo el riesgo de caer en el desánimo y la desilusión. Es importante que los jóvenes se sientan Iglesia, se sientan parte del cuerpo místico de Cristo, continuadores de la labor Salvadora e innovadores de la misma. En esto consiste el reto de llevarlos a vivir la comunión y participación, estando en el mundo pero sin ser de él.

 

En nuestras pastorales juveniles, hemos realizado esfuerzos por hacer que el jóvenes se involucre en la labor social, luego de haber sido iniciado en la fe y con una adecuada catequesis que lo lleve a una acción pastoral, que vitalice su fe.

 

 

El Documento de Santo Domingo (1992) habla poco sobre el tema, pero reafirma la opción preferencial de la Iglesia por los jóvenes. En el Documento de Trabajo preparatorio a la IV Conferencia Episcopal Latinoamericana se encuentra un

interesante estudio sobre la cultura juvenil, pasando por la cultura audiovisual y la cultura de la muerte que afectan a toda la población de Latinoamérica, pero que incide de manera especial en los jóvenes.

 

Con mucha objetividad se expresa en dicho instrumento de trabajo la búsqueda existente por parte de los jóvenes de una identidad cultural propia, así como la influencia de la problemática familiar actual y la gravedad del existente sistema educativo inadecuado para enfrentar los retos que el mundo de hoy presenta.

 

 

 

Aunque algún sector se deja influenciar por la cultura de la muerte ya institucionalizada en América Latina, existe una gran cantidad de jóvenes que desean transformar la “realidad social en una sociedad más humana y más justa”, poniendo toda su creatividad al servicio de la humanidad. “Necesitan el reconocimiento y la confianza en su capacidad de ser auténticos líderes y portadores de la fuerza juvenil porque quieren asumir compromisos concretos dentro y fuera de la Iglesia” (DTSD 181-186).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En los retiros Espirituales que la Pastoral Juvenil ofrece, tratamos de aplicar lo que la Iglesia en la V Conferencia del Episcopado le dice a la juventud:

 

La juventud actual, está expuesta a una continua evolución social y cultural. Los expertos sociólogos dicen que en una generación de 8 años, cambia enormemente la situación  juvenil. El tema de la condición juvenil es urgente y problemático. Hablamos de una gran pluralidad; hoy se habla de culturas juveniles, no de cultura juvenil. Los asesores y los coordinadores de pastoral juvenil –al igual que otras muchas instituciones que trabajan con los adolescentes y jóvenes estamos obligados a profundizar continuamente este contexto que envuelve a los adolescentes y jóvenes a los cuales queremos hacer llegar el Evangelio.

 

Nuestra Diócesis vivió con intensidad la visita del Icono de la Virgen María Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá, los niños y los jóvenes fueron los protagonistas de este hermoso regalo.

Tuvimos ocasión para la oración, el perdón, el pedirle a Nuestra Señora la luz para continuar el camino en esperanza.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nuestra Señora nos ha convocado, para darnos un mensaje de paz y de esperanza, en un mundo lleno de conflictos, donde la miseria va en crecimiento, los medios de comunicación proliferando, el secularismo y la indiferencia religiosa nos ahogan.

 

El joven de hoy según Aparecida, busca precisamente la experiencia de ser amigo de Jesús. Los jóvenes están llamados a servir a sus hermanos, especialmente a los más necesitados. Se oponen cada vez con menos fuerza a las falsas ilusiones de felicidad y al engaño de la droga, el placer, el alcohol y toda forma de violencia. Como discípulos y misioneros, procuran orientar sus esfuerzos a otros jóvenes.

Con María lo queremos lograr, para ser antorchas que en el mundo nunca dejen de brillar.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EVALUACIÓN DE LOS PROGRAMAS DE LA PASTORAL JUVENIL DIOCESANA:



1. MISION DE LA PASTORAL JUVENIL DE LA DIOCESIS DE LIBANO-HONDA:

La Pastoral Juvenil de la Diócesis de Líbano-Honda es una instancia orgánica que convoca, anima y acompaña a estos líderes, en los movimientos apostólicos, y las asociaciones en las que trabajan la juventud, a la tarea común de realizar como Iglesia particular dichos proyectos, sirviendo a la juventud Diocesana e impulsando la interacción de los jóvenes del Norte del Tolima y asesores juveniles para que asuman su responsabilidad en la Iglesia y en la sociedad.

 

2. VISIÓN: Ser con la juventud del Norte del Tolima presencia de Jesucristo joven en la Iglesia, para construir la Civilización del Amor, diciendo SI, con las palabras y con los hechos, a la comunión, a la participación, a la verdad, a la justicia, a la libertad, a la paz, al amor y a todos los valores e ideales del Evangelio.


3. VALORES: La fe, la libertad como vocación, la verdad y el diálogo, la paz como esfuerzo permanente, el respeto y el cuidado de la naturaleza, el servicio voluntario, la creatividad, el optimismo, el compromiso, el amor, la familia, la vida como regalo de Dios, la solidaridad e igualdad entre todos, la comunión y participación, el respeto y la aceptación mutua, la integración fraterna de las culturas, el deporte, la alegría, la responsabilidad, la amistad.

 


Con los jóvenes construimos caminos


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

NOS PROYECTAMOS


4. META DE LA PASTORAL JUVENIL DIOCESANA, CUANDO SE ACERCAN LOS 25 AÑOS DE LA CREACIÓN DE LA DIÓCESIS DE LIBANO – HONDA: Al finalizar el año 2014, la Pastoral Juvenil de la Diócesis de Líbano-Honda,  desde el encuentro personal con Jesucristo, que forma discípulos misioneros: reafirma el protagonismo juvenil en la Iglesia particular y en la sociedad; renueva su proceso de formación y capacitación sistemática; fortalece su organización interna; promueve los procesos juveniles de educación en la fe, para ser signo visible del Reino de Dios y colaborar en la construcción de la Civilización del amor, en camino con la Misión Diocesana, conformando comunidades juveniles dóciles a la Acción del Espíritu Santo en obediencia suprema a la Iglesia representada por el Sucesor de los Apóstoles, nuestro Obispo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

JUSTIFICACIÓN:

a. Desde el ideal: Para cultivar los valores del Reino y para que nuestra juventud de testimonio de Jesucristo joven y se comprometa en la misión evangelizadora de la Iglesia asumiendo el protagonismo que le corresponde.

 

b. Desde la realidad: Para superar la desintegración y la desorganización, continuar el proceso de formación y capacitación sistemática en el itinerario de evangelización, reafirmar la vida sacramental como base de la espiritualidad juvenil y consolidar las comisiones, equipos y estructuras convenientes para un mejor acompañamiento en común unidad e integración.

 

c. desde la conversión: Para vivir los valores del Reino, realizando un proceso permanente de conversión y de reconciliación con Dios, asumir nuestra misión para hacer concreto el lema de la pastoral juvenil diocesana “JOVENES, DISCÍPULOS MISIONEROS, EN CRISTO CONSTRUIREMOS UN MUNDO NUEVO”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Programas:

1. Reafirmación del protagonismo juvenil en la Iglesia Diocesana, desde cada parroquia, en cada centro educativo, en cada institución católica.

2. Renovación del proceso de formación y capacitación sistemática.

3. Promoción del proceso de educación en la fe y la vida sacramental.

4. Fortalecimiento de la organización interna.

5. Camino en la Iglesia Diocesana, en la búsqueda de ser discípulos y misioneros de Jesucristo mediante el Encuentro con Jesucristo, la conversión, el discipulado, la comunión y la misión.


PROGRAMAS Y PROYECTOS QUE HEMOS TENIDO EN CUENTA Y QUE DESEAMOS CONTINUAR PROYECTANDO:

 

PROGRAMA 1:

 

FORMACIÓN Y CAPACITACIÓN

 

 


Proposición:

Este programa consiste en generar procesos de formación integral para los agentes de la Pastoral Juvenil de la Diócesis, que les brinden los elementos formativos, metodológicos y pedagógicos necesarios para acompañar de forma eficaz a las diócesis y su propuesta pastoral, y además puedan brindar a los jóvenes un acompañamiento personal que les ayude a la construcción y desarrollo de su proyecto de vida.

 

 

 

 

Objetivos:

Formar asesores de Pastoral Juvenil.

Acompañar la formación de los animadores de Pastoral Juvenil en la diócesis.

Diseñar y promover material de apoyo para el acompañamiento de los agentes formados.

 

Responsables:

Delegación de P.J. – Equipo de formación.

 

Proyectos:

 

1. “PARA ESTAR CON ÉL”: CURSO BÁSICO PARA LA FORMACIÓN DE ASESORES DE PASTORAL JUVENIL.

 

Naturaleza: Consiste en la formación de agentes, quienes a través de un proceso se capacitan para que desempeñen el rol de asesor de pastoral juvenil.

 

Destinatarios: Adultos (Delegados parroquiales, sacerdotes, religiosas(os), seminaristas, laicos) que hayan hecho opción preferencial por los jóvenes y tengan cierta experiencia de trabajo juvenil.

 

Niveles y tiempos: Diocesano (dos vez al año) y Vicarial (una vez al año).


2. “COMO YO LOS HE AMADO”: CURSO AVANZADO PARA LA FORMACIÓN DE ASESORES DE PASTORAL JUVENIL.

 

Naturaleza: Consiste en la formación de los asesores que han realizado el curso básico y lo han puesto en práctica en sus comunidades, mediante un curso presencial y acompañamiento a través de las Tecnologías de la Información y la Comunicación, para optimizar su trabajo pastoral y fortalecer su opción por los jóvenes.

 

Destinatarios: Asesores que hayan realizado el nivel básico.

 

Niveles y tiempos: Diocesano (una vez al año) y Vicarial (dos veces al año).

 

3. ANIMANDO COMUNIDADES JUVENILES.

 

Naturaleza: Consiste en el desarrollo de estrategias que le permitan a los delegados parroquiales y asesores diseñar los cursos para la formación de los animadores en cada una de sus comunidades, que permita unificar criterios en el proceso de formación inicial en la dinámica de la pastoral juvenil.

 

Destinatarios: Delegados parroquiales y asesores.

 

Niveles y tiempos: Diocesano (una vez al año), Vicarial (una vez al año), y Parroquial (según programación).

 

4. “QUÉDATE CON NOSOTROS”: MATERIAL DE APOYO PARA EL ACOMPAÑAMIENTO Y LA FORMACIÓN PERMANENTE.

 

Naturaleza: Consiste en el conocimiento de experiencias, adaptación y diseño de la propuesta diocesana para el acompañamiento y la formación permanente de los agentes de pastoral juvenil, mediante el uso de las Tecnologías de Información y Comunicación, y espacios de participación y articulación.

 

Destinatarios: Agentes de pastoral juvenil.

Niveles y tiempos: Diocesano, Vicarial y Parroquial (según programación).

 

PROGRAMA 2: ACOMPAÑAMIENTO

 

 

 

Proposición: Este programa ha consistido en acercarse a las y los jóvenes en su realidad (medio de vida) concreta para conocerla, comprenderla y descubrir con ellos la acción de Dios en ella y las pautas para acompañar adecuadamente su proyecto de vida.

 

Objetivos:

Conocer los ambientes y medios en los que viven las y los jóvenes.

Diseñar estrategias de acompañamiento y formación a partir de lo obtenido en el conocimiento de los medios (personal y familiar, social y político, religioso y eclesial).

 

Responsables:

Delegado Diocesano.

Delegados vicariales.

 

Proyectos:


1. “DE QUÉ VAN HABLANDO”: OBSERVATORIO DE PASTORAL JUVENIL.

 

Naturaleza: Consiste en hacer una lectura de realidad de las y los jóvenes en sus medios o ambientes de vida y de las experiencias de pastoral juvenil en dichos medios, en clave de fe y evangelización, mediante el acercamiento y la sistematización de la experiencia.

Destinatarios: Las y los jóvenes.

Niveles y tiempos: Diocesano (permanentemente).

 

2. “SE PUSIERON EN CAMINO”: ESTRATEGIAS PARA EL ACOMPAÑAMIENTO.


Naturaleza: Consiste en diseñar pautas generales con los insumos obtenidos en el observatorio de pastoral juvenil para proponer caminos concretos de acompañamiento personal y comunitario de las y los jóvenes en la diócesis.

Destinatarios: Delegados parroquiales y equipos vicariales de pastoral juvenil.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Niveles y tiempos: Diocesano (2013, con revisión anual sucesiva) y Vicarial (permanentemente a partir del diseño).

Hemos realizado el congreso de pastoral juvenil diocesano, revisando estos programas.

 

PROGRAMA 3:


DISCIPULADO Y ESPIRITUALIDAD JUVENIL

 

Proposición: Este programa ha consistido en contribuir a que las y los jóvenes tengan una experiencia de encuentro con Jesucristo Vivo en su vida personal y eclesial, para que vivan como discípulos suyos, enviados a incidir en la transformación de la realidad con la fuerza del Evangelio, como lo hemos visto en algunas fotografías cuando la Pastoral Juvenil ha acompañado procesos, retiros, convivencias, entre otros.

 

Objetivos:


Brindar herramientas para que las y los jóvenes clarifiquen y potencien su proyecto de vida en clave de discipulado misionero.

Propiciar una herramienta que permita, en la base, vivir experiencias que motiven a las y los jóvenes al encuentro con Dios en su Palabra.

Brindar herramientas para que las y los jóvenes confronten su crecimiento espiritual en clave de discipulado misionero.

 

Responsables:

Delegado diocesano.

Asesores vicariales.

Asesores parroquiales.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Proyectos:


1. “DISCÍPULOS MISIONEROS”: PROYECTO DE VIDA EN CLAVE DE FE.


Naturaleza: Consiste en propiciar que las y los jóvenes orienten su vida a la luz de Cristo, Maestro y Amigo, mediante herramientas pedagógicas y experiencias de vida, para que los asesores acompañen a las y los jóvenes con los que trabajan.

Destinatarios: Asesores, y las y los jóvenes.

Niveles y tiempos: Diocesano (Herramientas: 2012) y Diocesano (permanentemente).


2. “¿NO ARDÍA NUESTRO CORAZÓN MIENTRAS NOS HABLABA?”: MOTIVACIONES AL ENCUENTRO CON DIOS EN SU PALABRA.


Naturaleza: Consiste en motivar el acercamiento atrayente de las y los jóvenes a la Palabra de Dios mediante metodologías vivenciales, para que se encuentren con Jesucristo Vivo en Ella, entren en comunión con Él y tengan vida en Él.

Destinatarios: Las y los jóvenes.

Niveles y tiempos: Diocesano (Diseño metodologías: 2012-2013) y Vicariales (permanentemente).

 

3. “SE LES ABRIERON LOS OJOS”: EL CRECIMIENTO ESPIRITUAL DE UN DISCÍPULO.


Naturaleza: Consiste en favorecer la vivencia de un camino espiritual de las y los jóvenes como discípulos misioneros de Jesucristo mediante orientaciones y herramientas, para fortalecer, alimentar y testimoniar su experiencia de encuentro con Jesucristo Vivo.

Destinatarios: Asesores, y las y los jóvenes.

Niveles y tiempos: Diocesano (Diseño orientaciones y herramientas: 2013 (revisión y adecuación) y Vicarial.

 

PROGRAMA 4:


ARTICULACIÓN Y PROMOCIÓN DE LA PASTORAL JUVENIL

 


 

Proposición:


Este programa ha consistido en promocionar la pastoral juvenil como una acción organizada y articulada de la Diócesis que favorece espacios de participación, inclusión y acompañamiento, mediante estrategias que apoyen la pastoral juvenil parroquial y otras organizaciones que trabajen en el mundo juvenil, para que de esta forma se logre una comunión diocesana en el servicio a la juventud, aún necesitamos inyectarle mayor espacio a la Iglesia entre los jóvenes, esto se ha podido lograr en la semana vocacional, en algunas parroquias, cuando los párrocos visitan las instituciones, o cuando realizamos programas de promoción de la pastoral y para la pastoral juvenil.

 

 

 

Objetivos:

 

Acompañar la organización y monitoreo de los planes, programas y proyectos diocesanos de pastoral juvenil, enmarcados en las propuestas pastorales de cada Vicaría y parroquias.

Contribuir a la renovación eficaz y realista de la opción preferencial de la Iglesia por las y los jóvenes.

Diseñar estrategias de comunicación para promover de manera eficaz los procesos que adelanta la pastoral juvenil diocesana.

Consolidar y revitalizar el liderazgo juvenil, a través de la promoción y capacitación de las y los jóvenes delegados de cada una de las parroquias.

Fortalecer la organización y estructura de la pastoral juvenil diocesana, y la articulación de la pastoral juvenil con espacios no eclesiales (ONG’s, entes territoriales, instituciones públicas y privadas, etc.) que trabajen con jóvenes.

 

Responsables:

 

Equipo Diocesano.

Jóvenes delegados de las vicarías.

Delegados parroquiales.

 

Proyectos:

 

1. “QUE TODOS SEAN UNO”: UNIDAD EN LA DIVERSIDAD.


Naturaleza: Consiste en la promoción y acompañamiento de planes, programas y proyectos de pastoral juvenil en la diócesis y Movimientos Apostólicos, mediante estrategias y herramientas que permitan la articulación de la pastoral juvenil diocesana en sus diversas instancias.

 

Destinatarios: Delegado diocesano.

 

Niveles y tiempos: Diocesano (permanentemente).

 

2. “QUE NADIE TE MENOSPRECIE POR SER JOVEN”: OPCIÓN RENOVADA POR LAS Y LOS JÓVENES.


Naturaleza: Consiste en renovar la opción que la Iglesia ha hecho por las y los jóvenes mediante la implementación de estrategias que den un nuevo impulso a la pastoral juvenil en la diócesis y Movimientos Apostólicos, y propicien la conversión pastoral de sus agentes.

 

Destinatarios: Obispo, sacerdotes, religiosas, religiosos, seminaristas, laicos.

 

Niveles y tiempos: Diocesano (permanentemente).

 

3. “VAYAN Y ANUNCIEN”: RED DE COMUNICACIÓN Y PROMOCIÓN DE LA PASTORAL JUVENIL.


Naturaleza: Consiste en promover y divulgar los procesos de pastoral juvenil nacional mediante las nuevas tecnologías de la información y la comunicación para que sean más los que conozcan el camino pastoral, haya unidad de criterios pastorales y así hacer más eficaz la ejecución del plan.

 

Destinatarios: Los y las jóvenes, asesores, delegados vicariales, equipos parroquiales.

 

Niveles y tiempos: Diocesano (permanentemente).

 

4. “SAL DE LA TIERRA Y LUZ DEL MUNDO”: LIDERAZGO JUVENIL FORTALECIDO Y COMPARTIDO.


Naturaleza: Consiste en promover el liderazgo de las y los jóvenes delegados vicariales y parroquiales, mediante la capacitación, el seguimiento y acompañamiento, y la generación de espacios para replicar los aprendizajes adquiridos, con el fin de fortalecer los procesos adelantados.

 

Destinatarios: Los y las jóvenes delegados vicariales y parroquiales.

 

Niveles y tiempos: Diocesano (anual).

 

5. “EN TU NOMBRE ECHARÉ LAS REDES”.


Naturaleza: Consiste en fortalecer la organización de la pastoral juvenil diocesana mediante procesos de organización, estructuración y de redes, para que pueda incidir efectivamente en las instancias eclesiales y sociales.

 

Destinatarios: Delegados vicariales, equipos parroquiales, instituciones pastorales, gubernamentales, sociales y de base.

 

Niveles y tiempos: Diocesano y vicarial (permanente).

 

Por último quiero hacer mención al congreso de jóvenes que la Parroquia Divino Niño Jesús realizó, donde quisimos convocar a los jóvenes y a las comunidades de la parroquia para orar y celebrar el año de la fe.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nuestro campamento juvenil:

 

“JOVEN, SIGUE EL CAMINO DE LA FE Y SÉ UN DISCÍPULO DE JESÚS”

PASTORAL JUVENIL DIÓCESIS LÍBANO – HONDA

JUNIO 8, 9 Y 10 de 2013, Casa Pastoral San Lorenzo – San Sebastián de Mariquita


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La temática del campamento juvenil fue preparado respondiendo al esquema:

 

Qué es

Cómo se da

Qué implica

Qué consecuencias trae

A qué me lleva

 

Estuvo fundamentado en:

 

Sutentación bíblica

Pautas eclesiales (Aparecida, YouCat, Catecismo, Porta Fidei, Concilio Vaticano II)

Experiencias concretas de vida

 

Los bloques de los trabajos tuvieron relevancia en los documentos de la Iglesia:

 

Primer día: “Fidei Depositum” (Depósito de la fe)

Primer bloque: La profesión de fe parte 1

Segundo bloque: La profesión de fe parte 2

 

Segundo día: “Porta Fidei” (Puerta de la fe)

Tercer bloque: La Fe que Celebramos (liturgia)

Cuarto bloque: Asumir las Actitudes de Jesús

Quinto bloque: La fe que vivimos (moral)

Sexto bloque:  Caminar con el Maestro

 

Tercer día: “Fides et Ratio” (Fe y Razón)

 

El campamento nos ha permitido lanzarnos hacia el amor de Dios Nuestro Señor.

 

Otra obra que la Pastoral Juvenil ha realizado es la recuperación de parques y canchas para los niños:

En el año de la fe, la música ha llenado el corazón de los jóvenes de Dios.

Gracias Al PADRE HANNERS DIAZ, de la Diócesis de Girardot y a su ministerio San Miguel Arcángel por su visita, su música  y su testimonio de vida.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

De la misma manera la alegría de tener un enorme regalo de Dios, que nos ha permitido llegar más lejos, a los lugares donde están los jóvenes es el nuevo vehículo de la Pastoral Juvenil y Vocacional que gracias a Adveniat hemos obtenido y es y será de gran ayuda para nuestro desempeño por la expansión del Reino de Dios entre los jóvenes.

 

Esta ha sido la labor que presento, quedan quizá muchas cosas más por contar, hemos tratado de crecer, en la medida de nuestras posibilidades, queremos continuar con el proceso, con los proyectos, los programas y los planes, pedimos a Dios nos ayude, ilumine y bendiga y que la pastoral juvenil siga siendo la labor entusiasta de la Iglesia en medio de los jóvenes.

 

 

Pbro. Dairo Alberto Cataño Gutiérrez

Delegado de Pastoral Juvenil y Vocacional


Diócesis de Líbano – Honda

 

 

 

 
Copyright © 2017. Diócesis de Libano Honda. Designed by Shape5.com